Polska wersja English version francais version Russian version Deutsche Version Espanol

(sesiones de espiritismo) - Versión para imprimir

Sesiones de espiritismo


Semanario "Warszawski Tygodnik Informacyjny"
Otoño 2004

1) Últimamente podemos encontrar en Internet muchos anuncios de personas que ofrecen llevar a cabo sesiones de espiritismo. ¿Es seguro hacer uso de este tipo de servicios?

A un médium, deberíamos acudir, sólo en los casos muy excepcionales, como por ejemplo cuando alguien fallece repentinamente, no podemos dar con algo en concreto y dependen muchas cosas de la información que buscamos. Entonces, podemos intentar preguntar por ella al espíritu, pero nunca tendremos la garantía de que obtendremos esa información de "nuestro" espíritu, y no de otro que en ese momento se encontraba alrededor. Teniendo esto en cuenta, debemos verificar todo lo que oigamos (comprobarlo bajo distintos aspectos). No debemos dejarnos llevar por las apariencias, cuando por ejemplo el espíritu habla de cosas que sólo nosotros conocemos, porque todo espíritu que se encuentre cerca y que quiera divertirse a nuestra costa, puede leer nuestros pensamientos, esperanzas y dudas, y así hacer comulgar con ruedas de molinos al interrogador. Intentaré explicar más o menos como funciona, pero el conocimiento que quiero transmitir aquí es muy amplio, ocupó casi 300 páginas de mi libro "Poseídos por los espíritus. Los exorcismos en el siglo XXI", y no agota en absoluto esa cuestión. Pues bien, en la mayoría de los casos, la persona que fallece atraviesa el velo de la muerte en un corto período de tiempo. Es un proceso natural, que trascurre beneficiando tanto al espíritu que se marcha, como a las personas que se quedan aquí, en la tierra. Cuando sucede así, ningún médium es capaz de invocarlo para comunicarse, porque éste se encuentra fuera de su alcance, o fuera del campo de influencia del médium. ¿Se debe eso a que el espiritista está poco cualificado o es un estafador? Pues no. Lo que pasa es que el espíritu ya no está interesado en los asuntos terrenales; le supondría un gran esfuerzo reducir sus vibraciones para poder regresar a nuestro nivel terrenal.
Sólo obtendremos del espíritu la respuesta correcta, si el asunto es muy relevante y el mismo espíritu está interesado en resolverlo. Por eso, a pesar de que muchos lo preguntan, sólo unos pocos reciben respuesta a sus preguntas. Todas las demás respuestas provienen de espíritus que no han pasado al otro lado del velo de la muerte y para los que es completamente indiferente de qué calibre es la travesura, que a veces termina en tragedia, que le gastan a alguien. Por eso, cuando escuchamos las "confidencias" de ese tipo de espíritus, es muy fácil desviarnos del camino.

2) En su opinión, ¿qué cualificaciones tienen las personas que ofrecen ese tipo de servicios? ¿Cómo distinguir a un espiritista de verdad de un estafador?

Yo lo diría de otra manera. En la mayoría de los casos no tiene nada que ver con una estafa. El médium puede tener las mejores intenciones para llevar a cabo de forma honesta una sesión de espiritismo. Es probable que el médium lo haya hecho ya en varias ocasiones, obteniendo muy buenos resultados: por eso puede sentirse experto en este campo. Sin embargo, cada sesión es como jugar con cerillas en un pajar. A pesar de haber tenido cuidado, en un instante todo está envuelto en llamas. No queríamos en absoluto avivar el fuego, sólo queríamos que todo saliera como antes; sin embargo, nos encontramos entre escombros y cenizas. Una sesión nos sale bien; sin embargo, alguna vez después perdemos tanto que a veces no podemos recuperarnos hasta el final de nuestra vida. Esto le sucede incluso a las personas que se dedican profesionalmente a invocar a los espíritus. Y no me refiero al espiritismo ocasional a modo de diversión, que casi siempre termina en tragedia.

3) ¿Qué peligros acarrea la participación en este tipo de acto? ¿Deberíamos participar en este tipo de sesiones? ¿Cuáles son las contraindicaciones?

Me alegro de que lo mencione, ya que no sólo las personas que participan en la sesión de espiritismo pueden caer víctimas de posesión a causa del espiritismo, sino también personas completamente inconscientes que, por cualquier motivo, se han encontrado en un lugar donde se había invocado a los espíritus. Esas personas inconscientes pueden ser unos niños que juegan en las proximidades o, por el contrario, los padres que regresan del trabajo al lugar donde antes habían estado "jugando" a invocar a los espíritus.
Mucha gente que participan en este tipo de sesiones cree, completamente decepcionada, que no ha logrado en absoluto contactar con los espíritus y piensa que la sesión ha sido fallida. Sin embargo, poco tiempo después empieza a sentirse un poco rara, empieza a experimentar emociones y pensamientos (de los espíritus), desconocidas hasta entonces para ella; todo empieza a derrumbarse, empieza a tener problemas de salud, etc. Otros preguntan por algo y reciben una respuesta, lo que les motiva para plantear nuevas preguntas, que les llevan a una ruina cada vez mayor. ¿Cómo llegan hasta ese punto? Preguntan y reciben una respuesta, pero de espíritus que se encuentran casualmente cerca y se divierten a costa de los participantes de la sesión de espiritismo.
El número de víctimas sigue creciendo (en mis 30 años de experiencia como exorcista han acudido a mi más de 30.000 personas). Los efectos del espiritismo pueden ser muy diversos: desde los más leves trastornos emocionales, casi imperceptibles, pasando por distintos tipos de depresiones, obsesiones, conflictos, fracasos; hasta graves enfermedades psíquicas o físicas que pueden llevar hasta la muerte. En mi página web www.egzorcysta.pl, describo detalladamente los síntomas de una posesión.
A la pregunta que usted me plantea, desafortunadamente no se puede responder en una o incluso en varias frases. No se puede explicar en tan pocas palabras un tema tan complejo, ya que quizás tan sólo despertaría la curiosidad e incitaría a aquello de lo que me gustaría disuadir a los demás. Lo sé gracias a los testimonios de los lectores que han leído mi libro y que ya son unas decenas de miles. A pesar de que de manera muy inteligible y clara había descrito las consecuencias de la participación en las sesiones de espiritismo, hubo más de un interesado en probar cómo era eso, por lo que después se convirtieron en mis pacientes.

4) ¿Puede el espiritismo por tu propia cuenta conllevar el riesgo de posesión?

Lamentablemente, en muchos ambientes existe una moda de celebrar sesiones de espiritismo. A menudo, el hecho de pertenecer a un círculo social determinado está condicionado a la participación en esas sesiones. El anhelo de poseer el conocimiento que radica en el mundo espiritual atrae y fascina a las personas, lo que puede parecer un acto nuevo e innovador. Pero en absoluto es así. La Inquisición hizo que durante 700 años el conocimiento sobre los exorcismos y los espíritus no sólo fuera inalcanzable y estuviera prohibido, sino que por él podías perder tu propia vida en la hoguera.
La falta de continuidad de acceso a ese conocimiento ha llevado a que se perdiera la sabiduría transmitida de generación en generación. Por consiguiente, nos falta esa luz roja que nos advierte de que sobrepasar ciertos límites puede resultar doloroso. Ahora debemos aprender todo de nuevo, pero ¿debemos vivirlo en nuestras propias carnes?
En esos 100 años siguientes a que los espiritistas descubrieron de nuevo a los espíritus ha habido tantas tragedias humanas, que podríamos aprender de los errores de los demás en vez de los nuestros o de nuestras personas queridas.
Además, las personas que invocan a los espíritus olvidan por completo que la persona que muere no se convierte en un espíritu todopoderoso y que lo sepa todo. Ese tipo de pensamiento hace que muchas personas, después de la muerte de un ser querido, deseen ganárselo como su protector, un consejero que les quita el peso de sus hombros. En vez de recurrir por un consejo a Dios, se lo piden todo al espíritu. Sin embargo, éste sigue siendo igual que era en vida, sabe lo mismo y puede hacer lo mismo. Ese tipo de personas son las que más a menudo caen presas de los espíritus perdidos, a los que les resulta muy fácil poseerlas.
Para responderle directamente a su pregunta: sí, frecuentemente evocar a los espíritus lleva a la posesión.

5) ¿Se encuentra usted muy a menudo con casos de posesión por espíritus durante las sesiones de espiritismo amateur? ¿Puede contarnos alguna anécdota o historia corta con la que se haya encontrado últimamente?

Conozco centenares, si no miles de este tipo de casos. Y no tiene importancia si la sesión fue llevada a cabo por un especialista o por un aficionado, en un grupo de amigos o por una sola persona. Un ejemplo: una chica, que después me pidió ayuda, fue casualmente detenida por la policía y trasladada a un centro de menores. Antes de que los padres fueran a recogerla -y tardaron tan sólo unas horas-, le dio tiempo de invocar varias veces a los espíritus en el centro, y también cuando ya había regresado a su casa. En la sesión participaban casualmente cada vez más chicas. La presencia de policías o tutores no las importunaba para llevar a cabo la sesión. Tampoco ayudaron las protestas de una de las chicas que, consciente del peligro, quería impedir todo aquello. Cuando la pregunté cómo lo logró sin todos los accesorios, me respondió: - ¿Cómo? Siempre llevo encima una aguja. Otro ejemplo: un hombre de negocios joven, atractivo, que dirigía una empresa bastante grande, vio una tabla con inscripciones en casa de un amigo. Con un extraño interés empezó a observarla. Le preguntó que qué era y para que servía. El amigo no tenía ni idea, sólo mencionó que su hermana preguntaba constantemente cosas a la tabla y obtenía respuestas. Cuando la probó, le atrajo tanto que la pidió prestada para su casa. Por la mañana ya no podía despegarse de ella. Cuando pasados unos días la gente empezaba a preguntarse qué era lo que había pasado con él, lo encontraron en su casa completamente irreconocible. Fue entonces cuando acudieron a mí pidiendo ayuda. Cuando quería hacer cualquier cosa, "algo" le obligaba a hacer todo lo contrario. Cuando callaba, "algo" hablaba por él; cuando hablaba, lo hacía balbuceando cosas incomprensibles. Es increíble lo rápido que uno se puede convertir en un candidato para paciente de un manicomio. Le poseyó un espíritu que no tenía ninguna intención de marcharse. Le gritaba sin cesar, "¡Quiero tu cuerpo!". Uno de los síntomas de posesión es la necesidad de invocar los espíritus. Conozco muchos casos de niños, adolescentes, que se escabullen al baño del colegio y en el recreo invocan a los espíritus.

6) ¿Podría usted decirnos aproximadamente qué tarifas existen en este mercado? ¿Cuánto cuesta una sesión de espiritismo o un exorcismo en una casa, la expulsión de un espíritu del interior de una persona?

Antes de que diga nada sobre los precios, debo decir que nunca practico el exorcismo en presencia del paciente. Siempre lo hago a distancia, porque ese tipo de exorcismo es 100% seguro tanto para mí como para el paciente. Además, no expulso al espíritu del cuerpo del poseído. Siempre es una relación que se basa en un respeto hacia los espíritus. Siempre intento hacer que el espíritu se percate de su situación, incitarle a que se dirija hacia la Luz.
Respecto a los precios, lamentablemente desconozco las tarifas de las sesiones de espiritismo. Y respecto a los precios de los exorcismos, cada caso es distinto y requiere una inversión de tiempo y esfuerzo distintos. Hay exorcismos que pueden durar incluso un año, por ejemplo en el caso de una casa fuertemente encantada o de un autismo.

Texto: Monika Kolitowska-Sokol




Inserta tu opinión aqui
Email o seudonimo


Artículos de mi tema

La domadora de espíritus
Muerte, duelo, posesión
Terapia de los espíritus
Invocar a los espíritus
¿Qué mantiene a las ...?
¿Por qué los espíritus...?
Suicidio y posesión
Adicciones
Enfermedades
Preparar para la muerte
Cree en los espíritus
Libero a las personas
La exorcista
Sesiones de espiritismo
Otros artículos

Fragmentos del libro
Poseídos por los espíritus


Mi libro
Índice
La ilusión de la muerte
La muerte, y después, ¿qué?
Cuando las almas se ...
¿Cómo influye en ...?
Las enfermedades
Los cambios de humor
Fobias, obsesiones
Los suicidios
Invocando a los espíritus
Las adicciones
Las casas encantadas
Tomado de la vida
Los exorcismos

Fragmentos del libro
La rueda de la vida
Volúmen 1


Fragmentos del libro
Conoce la Verdad
y sé libre
Ya está disponible
el libro
"La rueda de la Vida"
de Wanda Pratnicka

Exorcismos